Como aprovechar tu sótano, garaje o zonas de lavado

1

Los sótanos no suelen ser lugares amenos donde pasar el tiempo y tan solo recurrimos a ellos en caso de tener la cochera, el área de lavado o una zona de almacenamiento dispuesta en ese preciso lugar. Sumado a que no es un espacio donde la decoración tome esencialmente su máximo esplendor, hoy proponemos utilizar nuestra creatividad para elaborar planes mediante los cuales logremos que este sea un espacio ordenado y práctico.

Imaginación, funcionalidad, bocetos, planos, intereses, todo se conjuga para transformar el antiguo espacio sucio y oscuro, en un salón con interés y textura, color, carácter, de amplitud visual y un aspecto límpido que cubra nuestras necesidades.

Las paredes y el suelo deben ser tenidos en cuenta como uno de los primeros movimientos a refrescar, a la hora de renovar el sótano. Una vez que hayamos escogido el color que más nos beneficiará y el material y textura que nos parezca armonice con el resto de la habitación, es hora de aplicar mano de obra y esperar a que sequen las capas de pintura.

En el caso de los suelos, hay que tener en cuenta que de decidir pintarlo, se utilizarán compuestos especiales, ya que por ejemplo la pintura de látex se desprende con el calor de las llantas. Por lo tanto se recurrirá a pinturas anti deslizantes cuya fórmula es especial para zonas de estacionamiento.

Recordar proteger el suelo durante la remodelación con papel de diario o plastico.

El taller también es factible de montarlo en el sótano. Este lugar además puede servir como zona donde se almacenen todas las herramientas de jardinería y mecánica, así como de manutención, de la casa.
Para las herramientas esta el clásico tablero fijado a la pared, es perforado y permite disponer colgando todos los instrumentos donde resulte mas cómodo y contribuya al fácil acceso.

Las estanterías, ya sean de madera o de cualquier otro material, servirán como de costumbre, para guardar grandes cantidades de cosas en forma organizada. Dentro de las clasificaciones por la cuales se pueden diferenciar las áreas de almacenamiento, encontramos casi invariablemente:
•    Alimentos en conserva.
•    Productos para la limpieza del hogar. Y de higiene.
•    Productos para la limpieza y el cuidado del coche.
•    Herramientas para el jardín y el cuidado del césped.
•    Herramientas eléctricas y de mecánica.

La zona de lavado. Es conveniente que junto a la lavadora y secadora, tengamos un espacio libre que sirva como sitio de almacenamiento extra. Lugar para dejar los cestos de ropa sucia a separar, y un gabinete o una repisa por ejemplo, donde podamos también dejar la ropa doblada una vez que el ciclo del secarropa finalice.