Recibidores modernos y actualizados

0


Es la primera estancia de la casa a la que se tiene acceso cuando ingresamos; el recibidor comúnmente se deja de lado a la hora de pensar en la decoración del hogar, pero es un hecho irrefutable que dicho recinto, tiene más valor del que se le adjudica corrientemente.

Siendo la primera impresión que el visitante se lleva de nuestra casa, y por mas que se reduzca a un pequeño lugar físico, es necesario que a través de un número reducido de elementos que lo compongan, se transmita una muestra agradable de lo que se verá mas adelante.

Como vestíbulo, se le suele dar tonos fríos o claros que provoquen la sensación de mayor amplitud espacial, por lo general se colocan arreglos florales, y necesariamente un espejo que a la vez amplia mas aun las dimensiones de la antesala, y también oficia de asistente de vestuario a quien entra o se va de la casa.

Un espacio con orden, limpieza y armonía, que requiere mas allá de nuestros gustos personales y realidad espacial del área, determinadas elecciones que son obligadas a estar presentes; entre ellas, la presencia de una base de apoyo para dejar el correo y las llaves, quizás algún aparador ligero o cuando de recibidores estrechos se trata, es favorable instalar mas diligentemente: baldas. Estas nos facilitaran con ayuda de algún cajón pequeño a mantener guardadas nuestras pertenencias, y al mismo tiempo nos proporcionaran los espacios adecuados para exhibir algún objeto de arte o decoración que queramos que le de carácter al vestíbulo.

Nuestra carta de presentación vendrá mejor aventurada si utilizamos los recursos que objetos decorativos de diferentes materiales como los recipientes metalizados e incluso la cristalería nos proporcionan,  al llamar nuestra atención y hablar bien de nuestro estilo.

Las opciones son muchas, tantas como cuantas superficies diferentes vayan variando dependiendo de cada casa. Lo que si sigue siendo común es encontrar un paragüero, un perchero o un zapatero, y materiales de los más diversos, tintes y acabados.