Decoración: Equilibrio escala y proporción

0

Para evitar que el mobiliario y los elementos de decoración se vean mal o incluso parecieran estar fuera de lugar, solo hace falta tener en cuenta a la hora de montar un cuarto, tres elementos básicos: Equilibrio, escala y proporción.

Otra realidad es que los cuartos con sus elementos montados simétricamente (creando un efecto de espejo) son los menos complejos a lograr, y dan un aspecto menos rebuscado, quizás hasta mas simple o serio. Y aunque no es frecuente que todas las habitaciones sean estéticamente armoniosas, la repartición de conceptos puede ayudar cuantiosamente.

El peso visual (que muebles y accesorios se entiendan mas pesados o ligeros que otros), según tamaño, color o textura:

  • Mayor peso visual: objetos grandes, colores vivos y texturas rugosas.
  • Menor peso visual: objetos pequeños, colores fríos y superficies suaves y lisas.

Por ejemplo, en el caso que no podamos disponer simétricamente los objetos, se recurrirá a la regla antes mencionada de colocar siempre un peso visual similar a los lados de un elemento de un peso diferente.

Como ejemplo podemos citar la imagen de un aparador de piso, que en su centro tiene un florero y a ambos lados de este, en cada extremo podrá tener dos elementos bajos, de similar tamaño, como serían una pila de libros y una bandeja de decoración.

Tanto la escala como la proporción, son factores que siendo diferentes trabajan juntas: La escala es la relación que existe entre el tamaño de un mueble o accesorio y el conjunto de la habitación, mientras que la proporción es la relación entre los tamaños de los distintos muebles y complementos que hay en una habitación.

Siguiendo nuestro propio sentido del estilo y el diseño, dejandonos llevar por lo que percibimos y lo que nos es agradable a la vista, es imprescindible que todo este en proporción con el resto del mobiliario y los accesorios y a escala respecto del tamaño de la habitación; cubre ventanas, papel pintado, cortinas, etc.
A la hora de elegir, hay que tener siempre en cuenta el efecto que se busca generar con la habitación.