Como planificar una mudanza

0

Cuando nos llega la hora de la mudanza, no hay demasiado tiempo para re-pensar mucho los pasos a seguir, por ello es conveniente que tengas planificado de antemano cada actividad a realizar. Para ello, solo basta con sentarse tranquilo a visualizar quien se ocupara de cada tarea, sea embalaje, almacenamiento, clasificación, desechar lo que no queremos llevarnos de nuestro antiguo hogar, el traslado, y múltiples etcéteras.

Es probable que necesitemos de un equipo de varias personas que nos ayudes y sepan organizarse al distribuirse las tareas, haciendo más liviano todo el proceso. Amigos, familiares, o incluso un servicio contratado especialmente para estas cosas, te asistirán paso a paso en cada responsabilidad, de forma anticipada, y sin necesidad de que llegado el momento algo nos tranque o complique todo.

Ya que uno tiene que clasificar, sacar, embalar, guardar y transportar todo para reinstalarlo en un nuevo espacio físico, podremos aprovechar a hacer una limpieza general, y como es una realidad que un sitio ordenado proporciona mayores comodidades, a la hora de organizase con el ambiente, y de transitar por el, sacándole el máximo provecho, te proponemos que cuando decidas mudarte, te beneficies del movimiento para deshacerte de las cosas que no usas mas. Recuerda que todo espacio es valedero, y puede ser aprovechado de una forma nueva, mas productiva.

Puede que te lleve varias horas hacer hasta el momento lo propuesto, y es verdad que probablemente te lleve un par de días mas, trasladar todo. Aun así, es necesario que te tomes el tiempo suficiente para asegurarte que antes de toda esta movilización todos los elementos estén seguramente embalados, logrando un transporte seguro y fácil. Por otro lado, y hablando de lo mismo, es también recomendable que almacenemos todo aquello que se sabe pre-destinado a una misma habitación, en una misma caja, lo cual hará mucho mas simple el orden posterior.

Ya en nuestra nueva casa,  previo a que llegue el camión de la mudanza con el mobiliario y debamos entonces desempacar las cosas embaladas en sus respectivas cajas, es pertinente que nos aseguremos sobre con cuanta capacidad física contamos.

Es probable que en esta etapa, ya no nos sirvan tanto los planos y papeles, y precisemos un nuevo camino: pasar de un croquis a la acción directa! Para ello, es hora de jugar con la distribución de los muebles, con los objetos decorativos, y la comodidad que cada habitación estará habilitada para ofrecernos de acuerdo a sus medidas.

Una vez que uno tenga en cuenta sus actividades diarias, las necesidades, y el tránsito que se le dará a cada habitación, los electrodomésticos, muebles, y elementos decorativos, en última instancia vayan acomodándose solos en la conexión de todos estas variables.